Es el capitalismo el modelo fracasado que empobrece y amenaza al mundo, no el chavismo

Hechos y datos públicos aunque no muy publicados, demuestran lo falso del estúpido mantra de que el chavismo es el “sistema fracasado que destruyó a Venezuela”, base de la propaganda neonazi

Para comenzar, diremos que en Venezuela sigue rigiendo un sistema ferozmente capitalista, el chavismo lo que ha hecho es prepararnos a ponernos los zapatos para eventualmente comenzar a caminar rumbo a un Estado socialista. Es decir, apenas unas políticas sociales mínimas que permitieron la redistribución de la riqueza y la reducción de la escandalosa exclusión social que aún persiste.

Para que tuviese alguna base en la realidad esa afirmación de que “la crisis en Venezuela es producto del sistema fracasado que es el socialismo”, tan falsa y descabellada que yo me atrevo a tildar de propaganda estúpida para alimentar pichones de neonazis, debieran ser ciertos los puntos siguientes:

  1. Que antes del chavismo existiese una industria productiva local cubriendo al menos las necesidades básicas de los venezolanos, autosustentable y en auge, permitiendo que la población no padeciera hambre ni exclusión (es para reírse, pero algunos lo creen).
  2. Que el chavismo haya reducido el PIB y la clase media, creciendo la pobreza y el hambre.
  3. Que por lógica oposición al “socialismo fracasado” que propone el chavismo, el capitalismo haga del mundo un lugar mejor y la clase media crezca en los “países desarrollados”, disminuyendo la exclusión y la pobreza y aumentando el bienestar de sus ciudadanos.
  4. Siendo cierto los puntos anteriores, la crisis en Venezuela se debe entonces a su herético abandono del camino exitoso del capitalismo neoliberal y su abrazo al socialismo fracasado por parte del rrrégimenn opresor.

Como sabemos, o deberíamos saber, TODAS LAS AFIRMACIONES ANTERIORES NO SÓLO SON FALSAS, SINO ESCANDALOSAMENTE FALSAS, pura propaganda no sólo sin sustento alguno, sino que es una campaña global sistemática de lavado de cerebro como no hay precedente en la historia humana para ocultar verdades grandes sobre Venezuela y el mundo, evidentes y comprobables, aunque intenten borrarlas. Comencemos:

EL FALSO EDÉN ANTES DEL CHAVISMO

ninos-pobreza-venezuela-1988

  1. Antes del chavismo, a pesar de que la población era menor y la exclusión mayor, en Venezuela para justo antes de la llegada de Chávez al poder en 1998 apenas se producía el 30% de lo que se consumía. Esto lo podemos constatar en un documento de la época de PROVEA de ese año, antes de que la financiaran George Soros y el Departamento de Estado de EE. UU. De ese documento (que puedes descargar íntegro acá: Documento Provea 1998 refleja catástrofe agroalimentaria en la Venezuela pre Revolucionaria – Cloudup – https://cloudup.com/cS5YGPmocuB ) se puede leer textualmente:

Según el presidente de Fedeagro, “ Estamos importando cerca del 80% de los aceites vegetales, 30% del maíz blanco de las arepas, 75% de las caraotas, 100% del trigo, 50% de la leche en polvo, 100% de la soya, 70% de los cereales para alimentos balanceados y 30% del azúcar entre otros renglones. Este nivel de importaciones durante 1997 alcanzó al 30% del PIB nacional. En términos generales, Venezuela solo logra producir entre el 25% y el 30% de lo que consume, con lo que su dependencia alimentaria es muy grave. “ Ningún país del mundo inicia un proceso de desarrollo serio si no se autoabastece alimentariamente ”.

Es interesante señalar que dicho estudio reporta incluso por Datanálisis el crecimiento del consumo de trigo en detrimento del de maíz ante la reducción de la producción local:

Por su parte, un estudio realizado por Datanálisis acerca del comportamiento del consumo de alimentos por parte de la población, reveló que “ El venezolano dejó de comer alimentos fuertes como carnes, pollos, harinas y pescados.. .”. Este tipo de alimentos fue reemplazado por pastas, margarinas y huevos, produciéndose un hecho sin precedentes, la sustitución de la arepa por las pastas, debido a que la harina de maíz ha resultado ser más costosa que la harina de trigo, con la cual se elabora la pasta. De esta manera, el consumo de harina de maíz cayó en 11% en 1997, mientras que el consumo de harina de trigo creció en 5%.

Por supuesto que en concordancia con el cuadro apocalíptico pintado por este documento, también era catastrófica la situación alimentaria, como queda plasmado claramente en voz de la propia Datanálisis (continúa el documento PROVEA de 1998):

Por su parte, las cifras dadas a conocer por Datanálisis en un estudio que abordaba la situación de la infancia en Venezuela son aún más graves. Según esta fuente, 1.493.133 niños menores de 6 años, es decir 38,4% de este grupo etario, padece de desnutrición. Además, 1.274.402 niños entre 7 y 14 años (30,1%) presentan déficit nutricional, lo cual quiere decir que “ La mitad de la mortalidad infantil se encuentra directamente relacionada con el fenómeno de la desnutrición”.

Es decir, ni existía un “aparato productivo” nacional, ni la escuálida industria local servía para alimentar ni siquiera medianamente al país. Si alguien tuviera la decencia y la inteligencia de hacerse una pregunta, esta podría ser: ¿cómo un sector productivo pasó una centuria mamando de la teta petrolera, acumulando suficiente fortuna para que sus nobles burgueses como Mendoza aparecieran entre los más ricos del mundo según la revista Forbes sin desarrollar una industriara que pudiera funcionar sin depender de mamá Estado que les pagó hasta sus deudas mientras dejó en la inopia al ciudadano de a pie (recuerdan “la banca me engañó de Lusinchi que pagó todas las deudas privadas mientras el pueblo se quedó sin ahorros del Banco Latino, o el BTV entre muchos otros)?

En conclusión, ES FALSO QUE ANTES SE PRODUJERA MÁS, O QUE HABÍA MENOS HAMBRE. De hecho si eso fuese cierto no habría existido el “Caracazo” ni la Revolución Bolivariana habría tenido el combustible necesario para iniciarse. Elemental, querido neoliberal.

Hay que acotar que no sólo las variables productivas y alimentarias estaban en declive en Venezuela antes del chavismo, todas las demás: vivienda, seguridad, educación, salud, pensiones, etc., todas estaban en punto crítico, y mejoraron radicalmente desde la llegada de Chávez al poder, con naturales variaciones.

CRECIMIENTO ECONÓMICO CON REDUCCIÓN DE POBREZA, DESIGUALDAD Y EXCLUSIÓN CON EL CHAVISMO

pobreza-ine-1998-2015

2. Son numerosos los estudios que documentan la reducción de la pobreza, la desigualdad, el hambre y otras taras sociales gracias a la Revolución Bolivariana, pero por espacio citaré sólo al último informe del Banco Interamericano de Desarrollo (que nadie dirá que es “chavista”):

“Entre 2002 y 2014, la mayoría de los países mostraron avances en la reducción de la pobreza y expansión de la clase media, con resultados heterogéneos. En nueve países, se redujo la pobreza a la mitad o más, y en seis de estos (Argentina, Bolivia, Ecuador, Paraguay, Perú y Venezuela) el tamaño de la clase media se duplicó.”

Pulso social de América Latina y el Caribe 2016: Realidades y perspectivas – https://publications.iadb.org/handle/11319/7863?locale-attribute=es&

También se verificó un considerable aumento del PIB: En tan sólo una década Venezuela más que triplicó su PIB | Hugo Chávez, Corazón de mi Patria – http://blog.chavez.org.ve/temas/noticias/tan-solo-una-decada-venezuela-mas-que-triplico-su-pib/#.WLXValfJpNA

Otros organismos internacionales también avalaron la mejoría social de Venezuela con Hugo Chávez:

Secretaria Ejecutiva de CEPAL reconoce inspiración de Chávez y logros venezolanos de la década – YouTube – https://www.youtube.com/watch?v=cQovqhP_VgI

CEPAL – Tenemos que aprender de las políticas redistributivas de Venezuela – YouTube – https://www.youtube.com/watch?v=rCkDrG_jeXA

FAO: “Venezuela es un ejemplo de cómo erradicar el hambre y la pobreza” – YouTube – https://www.youtube.com/watch?v=cMXHbIWK8lY

distribucion-de-la-riqueza-y-desigualdad

CONCLUSIÓN: ES TAMBIÉN FALSO QUE DURANTE EL CHAVISMO CRECIÓ LA POBREZA Y EL HAMBRE EN VENEZUELA, CUANDO FUE EXACTAMENTE AL CONTRARIO

SI EL SOCIALISMO ES EL MODELO FRACASADO, ¿EL CAPITALISMO ESTÁ LLEVANDO A LOS PUEBLOS A VIVIR EN UN MUNDO MEJOR?

3. Por fortuna para los flojos, ya no es necesario estudiarse a Marx de cabo a rabo para verificar que existe un fenómeno llamado lucha de clases, aunque modestamente yo crea que ese término debe ser cambiado ante la globalización neoliberal: ahora ya no es una “lucha”, es una guerra, o peor, una masacre de los más ricos del mundo contra todo el resto de la Humanidad. Los datos para arribar a esta conclusión son tan abundantes como confiables y aterradores. Tratando de ser breve, se refieren principalmente a la concentración de la riqueza en cada vez menos manos, al consecuente aumento de la desigualdad y la pobreza que se verifica no sólo en los “países subdesarrollados”, sino en los propios “países desarrollados”, sin excluir a los propios y sacrosantos Estados Capitalistas Unidos de Norte América:

Desde hace años economistas nada sospechosos de chavistas vienen alertando del deterioro social que ocasiona este fenómeno de la creciente desigualdad, como Krugman, Joseph Stiglitz o Thomas Piketty, que han arrojado evidencia sobre este fenómeno. Es evidente que una sociedad en la que la desigualdad es creciente, así como la pobreza y la exclusión, es una sociedad en la que el poder estará cada vez más concentrado en menos manos (igual que la riqueza), es decir, será menos democrática, a la vez de menos estable. ¿Acaso una sociedad cada vez menos estable y democrática podría llamarse “sistema exitoso”? En tal caso, ¿exitoso para quién? Si a lo anterior le sumamos al aumento de los conflictos bélicos y su peligrosidad, así como el aceleramiento del cambio climático demostradamente antropogénico, no creo que nadie de manera sensata y responsable pudiera decir que el capitalismo es un “modelo exitoso” o que no está llevando a algún lugar bueno.

LA CRISIS EN VENEZUELA NO SE DEBE AL CHAVISMO, SINO AL CAPITALISMO GLOBAL Y SU MODELO PARÁSITO LOCAL

4. Como ya vimos, ni antes del chavismo “éramos felices y no lo sabíamos”, ni el chavismo produce pobreza y hambre ni el capitalismo está produciendo un mundo mejor. La crisis actual en Venezuela se debe en gran medida a esa clase empresarial a la que un siglo de arrebatar la riqueza a los venezolanos no le bastó ni le sirvió para construir una industria nacional sustentable. Mientras el chavismo erradicaba el hambre, el analfabetismo y la pobreza, la protoburguesía de Fedecámaras y sus asociados internacionales no hizo otra cosa que conspirar no para “ser productivos”, sino para volver a monopolizar la renta petrolera y seguir chupando sin producir otra cosa que corrupción y fondos depositados en paraísos fiscales. Recordemos el “paro cívico”, el sabotaje a PDVSA, el golpe de Estado de Fedecámaras, el acaparamiento y especulación o la manipulación del tipo de cambio de Dolar Today, agentes claramente antichavistas. ¿Ellos o sus acciones ayudan o hunden a los venezolanos? La respuesta flota en el temporal que azota a Venezuela…

Cuando la guerra económica de EE. UU. derrumbó los precios petroleros, nos quedamos desnudos con nuestra debilidad histórica de un sistema productivo inexistente, cuyos pocos “baluartes” son completamente dependientes de materia prima importada, es decir, de la renta petrolera. ¿Era el Estado chavista el que debía desarrollar la industria durante el siglo 20 y lo que va de 21? Parece una pregunta estúpida porque evidentemente el chavismo apenas ha podido medio gobernar los últimos tres lustros entre golpes, paros y sabotajes (importante no olvidar: La vez que la MUD hundió -27% el PIB – 15 y Último – http://www.15yultimo.com/2016/12/02/la-vez-que-la-mud-hundio-27-el-pib/ ), pero la estupidez programada del antichavismo parece creer que que Hugo Chávez fue electo presidente en 1910. Al hacer responsable al chavismo por la falta de productividad industrial en el país, el antichavismo parece clamar por una Revolución Total al estilo cubano o soviético que tome control de todos los medios de producción, allí sí sería responsable de ellos. La Contra pidiendo más Revolución, sólo el antichavismo puede ser tan imbécil.

Que el antichavismo releve a los venezolanos más ricos de toda responsabilidad en la crisis actual demuestra su impotencia frente al aparato propagandístico del capitalismo, su total renuncia a pensar de manera independiente y a concebir el mundo de manera racional y estructurada en “causas y efectos”,  y que por el contrario reelabora la realidad sobre la base de los clichés y mantras de la propaganda, del marketing empresarial, y lo peor es que no falta un perdido que diga que el chavismo es el que adoctrina. A pesar de tener en la cara evidencia clara y tangible de que el chavismo permitió un notable mejoramiento del nivel de vida de la mayoría de los venezolanos y de que el capitalismo global está arruinando al planeta tanto social como ecológicamente, las personas que rechazan al chavismo prefieren creer que todo es “culpa’e Chávez” o de Maduro. ¿Será Maduro el que saca a 80 mil niños españoles cada año de sus hogares “desahuciados”? ¿O el que invadió Medio Oriente y desplazó a millones que vagan ahora sin cobijo ni patria por el mundo? ¿O el que produce el calentamiento global que amenaza la vida en el planeta? Si creen que la baja de los precios del petróleo y la improductividad y parasitismo de la clase empresarial venezolana son “culpa’e Maduro”, son capaces de creer eso y más. La conclusión lógica tan fácil de extraer partiendo de las siguientes verdades demostradas:

  1. Que antes del chavismo había improductividad, hambre y exclusión, producidas por la aplicación del catecismo neoliberal,
  2. Que el chavismo redujo el hambre, la exclusión y aumentó la productividad,
  3. Que la crisis no es exclusiva de Venezuela, es global, y que es el capitalismo el que está aumentando la pobreza en todo el mundo, a la vez que llevándolo a la destrucción mediante las guerras y el cambio climático,
  4. Que en consecuencia la crisis en Venezuela se debe a la guerra global del capitalismo, la batalla de dominación de los más ricos del planeta contra todos los demás, y al modelo subsidiario implementado localmente que jamás desarrolló una industria nacional sustentable,

no les lleva a la conclusión lógica de que lo que necesitamos es seguir desarrollando el Estado fuerte que genere equilibrios entre los diversos sectores de la población y proteja nuestra soberanía de las agresiones externas, además de generar el impulso adecuado para la transformación desde el modelo chupa-dólares por uno productivo de verdad, sino que por el contrario, insólitamente sacan la “conclusión lógica” de que es necesaria una regresión hacia el neoliberalismo del cual con tanto trabajo y dolor salimos con Chávez y Maduro y que tanto dolor y desastre sigue generando en el mundo. Es decir, si algún modelo ha fracasado en Venezuela y sigue fracasando en el mundo y está ampliamente demostrado, es el modelo capitalista. Punto, no hay otra. Pero la “gente decente y pensante” cree que la solución a la crisis es volver a lo que precisamente la originó, el capitalismo neoliberal. Es que son unos genios, ¿verdad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s