Ni propaganda es información, ni CNN es periodismo

Imaginemos un concurso de belleza como esos en los que Venezuela se hizo tan famosa en el mundo. Imaginemos a las concursantes en sus poses usuales, haciendo lo usual. Pero a una de ellas, en lugar de fotografiarla de cuerpo entero, le fotografían el codo, con acercamientos, destacando arrugas e imperfecciones. O la fotografían mientras se saca los mocos, está de mal humor y la graban cuando dice una palabrota. Nunca la retratan de cuerpo entero, ni le hacen una entrevista completa. Si su sonrisa es bella no aparecerá en fotos, si su caminar es exquisito, no es filmado, y si habla con propiedad, no será grabada. Al mismo tiempo, las fotos de sus codos serán puestas en lugar de las de su rostro, y cada error que cometa será retransmitido mil veces, y sus aciertos ocultados o modificados para hacerlos ver como yerros. Obviamente, ese comportamiento en un concurso hacia una de las participantes sería inadmisible y condenado por acosador (o bullying, como se dice ahora) y por manipulador. Si algo así sería inadmisible en un concurso de belleza, un evento que no modificará el curso de la historia, ¿cómo lo justifican cuando se hace contra toda una nación?

libertad-de-expresion-eneko

CNN en español no habló ni habla nunca de los logros de la Misión Vivienda, Robinson, Barrio Adentro, etc. , de la erradicación del analfabetismo, de los elevados índices de matriculación universitaria, pensiones, y hasta de que aún con la crisis actual la población pasa menos hambre que en Colombia o México. así como de los índices favorables que durante años han reflejado la CEPAL, FAO, PNUD, etc. No te dice que no es Venezuela la que produce refugiados y droga en el hemisferio, sino Colombia. No es por Venezuela por lo que Trump quiere construir un muro. No es Venezuela la que tiene el mayor presupuesto militar del mundo, ni siquiera de la región, la que arma a los terroristas del Daesh e invadió Medio Oriente y quiere apropiarse de la otra mitad, donde es legal la pena de muerte y la tortura y que ejecuta extrajudicial y extraterritorialmente mediante drones y bombardeos que acaban con mujeres y niños en cualquier parte del mundo. CNN No te repite cada día cuántos niños mueren por un bombardeo de las “fuerzas aliadas”, ni que esas “fuerzas aliadas” fueron las causantes de los millones de refugiados que vagan buscando hogar en el mundo. No te dicen cuántas familias en el “mundo desarrollado” pierden su casa, pasan hambre, quedan sin trabajo o éste no les sirve para pagar la comida en los “países normales”, aunque ese número crezca día a día como documentan OXFAM y otras organizaciones e investigadores como Piketty o premios Nobel como Stiglitz. CNN no te machaca diariamente sobre el cada vez más corrupto sistema financiero global, que a pesar de sus complicidades se ha visto obligado a procesar a cuatro de los últimos presidentes del FMI, incluyendo a la actual. En lugar de eso, prefieren repetir día tras día decenas de veces algo contra Venezuela, sin importar ni siquiera si es mentira, o prefiriéndolo abiertamente sin más. Porque como sabía Goebbells, la propaganda debe ser simple y repetitiva, que luego se hará verdad. Y ellos han demostrado ser buenos discípulos del propagandista nazi, porque eso es lo que se hace CNN: propaganda de guerra, preparar el terreno mediáticamente para una intervención en Venezuela, justificándola. Por eso no pueden ser imparciales: no es su trabajo, no les pagan para eso. Y ni es la primera vez ni es el único medio que lo hace, al contrario, la batería de gigantescas corporaciones monopólicas de medios occidentales es la que ha permitido legitimar invasiones, masacres, saqueos y todo tipo de aberraciones a la mafia global comandada por Washington y sus matones. Puedes constatarlo en este documental que te recomiendo: John Pilger: La guerra que usted no ve Videos teleSUR – YouTube – https://www.youtube.com/watch?v=6Yb4_S7e-kQ&feature=youtu.be

Para muestra: ¿recuerdan cuando CNN fue por lana y regresó trasquilada al entrevistar a la Secretaria de la CEPAL?: Para pesar de CNN: Cepal confirma avances sociales de la Revolución – YouTube – https://www.youtube.com/watch?v=WvDC-ffBrO0

CNN, al igual que sus clones y similares en el mundo, pertenecen a grandes corporaciones cuyos capitostes se reúnen anualmente en el meeting Bilderberg, y allí afinan sus campañas de ablandamiento, que incluyen el flanco financiero y el mediático: el militar viene después, una vez que estos hayan hecho efecto. Pero en Venezuela, por ahora, se han quedado “con los crespos hechos”.

Por eso CNN en Español no representa ninguna libertad como no sea la de mentir y manipular para luego invadir y masacrar. Nadie con un poco de ética puede pretender que CNN en Español represente del “derecho a la información”, porque la propaganda de guerra no es información, y una corporación al servicio de la guerra y la masacre no puede representar nada como no sean sus propios sucios y criminales intereses corporativos. Ni la propaganda es información, ni CNN es periodismo.

Anuncios

Malas noticias para los que se irían demasiado” de Venezuela: no hay a dónde huir

 

juegan-y-dan-mate-cuando-les-da-la-gana

Son malas noticias para los que “se irían demasiado” y los “wannabe Mendoza”: lo peor no es la confirmación de que la guerra económica existe, sino que es global. No hay dónde esconderse ni dónde emigrar.

Escribo este texto para dejar constancia de las mentiras de la propaganda de CNN y sus borregos. Y digo expresamente “dejar constancia” y no “demostrar” porque ya los hechos han demostrado lo que voy a repetir, aunque a los medios corporativos los hechos no les interesen para nada:

  1. Durante la Revolución Bolivariana se redujo la pobreza, la clase media se duplicó, se triplicó el PIB y aumentó el Índice de Desarrollo Humano, así como en la mayor parte de los países que siguieron la corriente soberanista del chavismoi.
  2. La clase media en el “mundo desarrollado” se ha reducido, incrementándose la pobreza y la desigualdad hasta niveles jamás vistos en la historia humana, mostrando que el sistema fracasado es el capitalismo, a menos que seamos uno de los 8 grandes capitalistas del mundo que seguramente consideran que el capitalismo es algo grandiosoii.
  3. El calentamiento global está comprobado así como su origen en a actividad humana, y es el síntoma de una enfermedad sistémica que se llama capitalismoiii.
  4. La violencia y belicismo globales constituyen una amenaza para la Humanidad, y su principal motor es el capitalismo insaciable y su afán de controlar absolutamente territorios y pueblos hasta en el último rincón del globo

Una de las características más nefastas del antichavismo y de su corriente principal globalizada, es su pretensión de “correr la arruga” indefinidamente respecto a cualquier problema. ¿Que 100 años de chupar dólares del dinero público no le han bastado a los “empresarios nacionales” para ser autosustentables? La respuesta es que es “culpa’e Chávez y Maduro” y que hay que darles más, sin que tengan que pagarlo nunca. ¿Que se acabó el dinero? ¡Pidamos prestado otra vez al FMI, y que lo pague el pueblo con sangre como el siglo pasado! ¿Que el modelo capitalista amenaza con acabar con el mundo por el calentamiento global? ¡Es culpa del petróleo de PDVSA, pero seguro los gringos encontrarán una solución si se los volvemos a regalar, si no nos iremos del planeta en una nave espacial! ¿Que ya no puedo comer lomito uruguayo de Mercal, raspar tarjeta y comprar carros, computadoras y los otros lujos que me daba con el rrrégimennn de Chávez? ¡Pues me iría demasiado! La respuesta del antichavismo clase media ante los desafíos de nuestra sociedad siempre han sido pueriles, reactivas, individuales y vacunas. Creer que ante problemas globales la solución sea individual es digno de su estupidez. Nunca se han dado cuenta de que sólo en colectivo (esa palabra que tanto les espeluca) tendrán solución esos problemas, y que el chavismo es eso una manifestación colectiva para encontrar salida a esos problemas. Y esos problemas, lamento de verdad informarles, no son exclusivos de Venezuela, sino que amenazan al mundo entero, por lo que a menos que dispongan de una nave espacial en el estacionamiento, la respuesta no puede ser “me iría demasiado”.

Toda guerra es también ideológica, política y económica. Lo que en Venezuela hemos llamado “guerra económica” no es sino el capítulo local de un libro, de una tragedia más bien, que se escribe globalmente, cuyo motor, como el de toda guerra, es el dominio del adversario, su control total. La globalización nos ha traído la exacerbación de aquello que llamábamos imperialismo, que ha mutado de tratarse de un fenómeno asociado a tal o cual nacionalidad o cultura como lo fueron el imperio español, portugués, inglés, japonés, estadounidense, etc., a ser crudamente el imperio del capital, que ya prescindió de las coartadas nacionalistas al lograr que gran parte del mundo responda con sentido de pertenencia a la “civilización occidental” y su modelo cultural del consumismo elevado a ideal civilizatorio, para proseguir con la apropiación de las riquezas del mundo usando máscaras globales como “llevar la democracia a los oprimidos”, la “guerra contra el terrorismo” o contra las drogas, etc., pero con incluso mayor violencia que antes, y lo peor, gozando de un manto de legitimidad, aceptación y a veces incluso acudiendo al llamado de sectores de pueblos deseosos de ser “liberados” de sus supuestos enemigos que acaban como sabemos en genocidios como el de Irak, Libia o Siria.

Pero como hemos aprendido en nuestro capítulo local, la guerra bélica no es la única guerra. Detrás de la normalización de la “civilización occidental” como modelo hay todo un mecanismo de dominación por dependencia. Venezuela, al igual que los demás países de la región, nos unimos al tren del “desarrollo” modelado en el norte, pero sólo en calidad de vagones, la locomotora la poseen y manejan ellos. Nos fuimos volviendo dependientes en cada proceso no sólo del “desarrollo nacional” (industria, comercio, sino hasta del desarrollo cultural y personal. Cada día son innumerables nuestras acciones que pasan por los “peajes” del capitalismo global, desde el teclado y la computadora que escribo hasta la electricidad para hacerlas funcionar dependen de modelos y productos industriales foráneos que deben ser satisfactoriamente pagados, y ni hablar de las patentes o derechos por cada proceso fabril, programa informático, medicamentos y hasta libros, cine y música, la “ropa de marca”, etc, etc. En fin, es un proceso de coloniaje y esclavitud tan perfectos que el esclavo no quiere sino trabajar más para el capitalista para poder comprar más sus productos. Como diría un personaje de la película “El Club de la Pelea” de David Fincher: “Nos matamos en trabajos que no nos gustan para comprar mierda que no necesitamos”.

El Club de la Lucha – Tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos – YouTube – https://www.youtube.com/watch?v=-HxXP2bJoF8

Transferimos nuestros recursos y el fruto de nuestros trabajos para poder tener la “ciudadanía occidental”: vacunar a nuestros hijos, ver TV por suscripción o comernos un bollo de pan. Nuestra dependencia es casi total, y ese flujo gigantesco de recursos naturales y de nuestro trabajo ha venido vaciando nuestros bolsillos. Siguiendo en la onda de Hollywood y su “lenguaje global”, somos las pilas del mundo de Matrix, esa parábola de la historia humana disfrazada de ciencia ficción y cómic, y tampoco nos faltan nunca nuestros Judas locales, como el personaje “Cypher” (Joe Pantoliano) de la película de las Wachowski, que prefiere un bistec imaginario en la Matrix a la libertad comiendo potaje. Cuando en Venezuela la baja de nuestros ingresos por la venta de recursos naturales dejó al descubierto nuestra absoluta dependencia colonial. La supuesta “industria nacional” jamás fue tal, sino un eslabón más de esa misma dependencia que en vez de aliviarla lo que hizo fue magnificarla, llegando al exabrupto de tener un empresario con miles de millones de dólares en fortuna personal (en el exterior, por supuesto) en medio de lo más agudo de la crisis de precios petroleros, exigiendo al Estado que le diera divisas para poder producir, mientras era aplaudido y venerado por millones de “Cyphers” que aplaudían su “sacrificio”. La crisis en Venezuela ha revelado nuestra dependencia tanto económica como cultural del capitalismo global. Ha revelado la magnitud del tributo que en recursos y dominación pagamos por el “derecho” a ser “ciudadanos occidentales”. Esa dependencia por supuesto que ha sido usada como arma para regresarnos al redil, castigándonos por nuestra osadía de pretender ser soberanos para decidir, por ejemplo, el tributo que deben pagar las empresas extranjeras para explotar nuestro petróleo. Apenas eso nos ha costado tanto. Pero la mala noticia para quienes creen que la solución a este problema es actuar como el personaje Cypher es que no hay opciones, ya no sirve optar entre entregarse o emigrar. Ya no hay más bistecs ni siquiera en la Matrix.

“La ignorancia es la felicidad” – The Matrix – Vìdeo Dailymotion – http://www.dailymotion.com/video/x2yg1qa_matrix-te-explica-la-filosofia-de-la-derecha-venezolana-en-1-minuto_fun

Desde hace años el equilibrio entre el tributo o como queramos llamar al esfuerzo que entrega cada “ciudadano occidental” por el derecho a ser llamado así y el bienestar que esto le reportaba se ha roto. En lugar de la promesa de un mundo de bienestar y seguridad, de garantías de desarrollo personal y colectivo, de bienestar material y espiritual y la garantía de que nuestros hijos vivirán en un mundo mejor, es evidente que vamos en vía contraria. Y aparte de los signos cualitativos de que esto es así, hay constancia cuantitativa, científica, mensurable y constatable de que esto es así, y esto es producto no del chavismo, del socialismo o el “madurismo”, cuyo control de la maquinaria inhumana del “complejo militar industrial” es prácticamente nula, sino precisamente de esa maquinaria, del capitalismo global hipertrofiado. Ante la globalización de la explotación, ya no hay “periferia” para explotar en un sentido geográfico, como antes eran las colonias de América, África y el resto del “Tercer Mundo”. La diferencia entre una víctima de desalojo en Estados Unidos, en España o en Colombia es cada vez menor, su tragedia personal es la misma, y muy probablemente el valor de sus viviendas en el mercado será absorbido por el mismo fondo global que posee la patente del antidepresivo que se toma para mantenerlo vivo y trabajando. El “índice de transferencia” o tributo que cada “ciudadano del mundo” pagaba para conservar su estatus y sentido de pertenencia ha ido aumentando cada vez más por la multiplicación de actores, o mejor dicho, de depredadores en la selva del capitalismo y la insaciable voracidad de cada uno de ellos. Desde el que le especula con el pan o con la tasa de interés de su hipoteca, el que le pide una suma impagable por el medicamento patentado, la cuenta de la telefonía, de la TV, la luz, etc, cada vez se añade un eslabón más en la cadena de su esclavitud, y cada uno de estos eslabones crece en voracidad, mientras el Estado tomado por estos mismos saqueadores corporativos no sólo ha abandonado su papel regulador y protector del ciudadano, sino que toma partido cada vez de manera más descarada por los más poderosos. El resultado está a la vista: el reportado y documentado empobrecimiento de las clases medias del “mundo desarrollado”. Lo más curioso es que mientras este proceso se lleva a cabo en esas naciones en nuestro sur se llevó a cabo el proceso inverso: la pobreza en muchos países se redujo a la mitad y se duplicó la clase media, al menos mientras duró el auge de los precios altos de los recursos naturales, única riqueza que teníamos para repartir, gracias al ya mencionado proceso de dependencia. Cuando gracias a las maniobras del capitalismo global se derrumbaron los precios de las materias primas, en particular del petróleo, y ante la ausencia de una industria local soberana y autosustentable, este proceso se ha ido revirtiendo, al menos parcialmente. Lo insólito, pero no sorprendente, es que la conclusión que llega de la mano de los medios de propaganda al servicio de esas corporaciones no tiene nada que ver con lo que sucede: según ellos no es el capitalismo y su insaciable aspiradora global la que viene acabando con la clase media en el mundo junto con el mundo mismo, sino el “socialismo fracasado”, que ni siquiera existe en los países cuyos gobiernos se declaran socialistas y mucho menos como agente de influencia global. En lugar de llegar a la lógica conclusión de que lo que se necesita, además del Estado fuerte y regulador que permitió la reducción de la pobreza en la “década ganada” de América Latina, es un proceso de soberanía e independencia industrial que genere riqueza, quieren derogar al Estado fuerte y ponerlo de títere del capitalismo global que está aumentando la pobreza en el mundo acabando con la sacrosanta clase media. Además de absurdo e insostenible, tal conclusión es suicida porque conduce directamente a la destrucción de la humanidad por la violencia y el calentamiento global.

Boza con Valdez: ¿Existe o no la clase media? 22/02/2017 – YouTube – https://www.youtube.com/watch?v=Gcy1s5mgS4s

Sumado a este nefasto proceso de multiplicación de la pobreza, calentamiento global y conflictividad bélica planetaria, vemos con horror el advenimiento de un Estado policial y militar global, de espionaje universal como lo constataron las revelaciones de Edward Snowden, que asesina y tortura sin compasión como demostró Manning y que manipula para extender su control como demostró Wikileaks.

La Guerra que No Ves John Pilger – YouTube – https://www.youtube.com/watch?v=qlrFPBVxAb8

Hay que ser más que imbécil para llamar “sistema fracasado” a la política que revirtió la exclusión en América Latina y, por extensión lógica, decir que el “modelo exitoso” es el que está incrementando la pobreza, la desigualdad, la desestabilización política social y ecológica del planeta y amenaza con extinguir la vida misma.

Esta es la verdadera guerra mundial en curso actualmente: la de los más ricos del mundo contra todos los demás. Como dije, los casi infinitos recursos con los que cuenta la plutocracia moderna hacen que esto no sea lucha de clases, sino algo a aplastar cucarachas. La clase media en los países desarrollados está desapareciendo para dar lugar a sólo dos clases: los desesperados y la plutocracia omnipotente. Y en lugar de ver en ello la causa del ascenso de la ultraderecha y de los Trump del mundo le echan la culpa a los rusos y a los medios alternativos de comunicación, porque las grandes corporaciones de medios forman parte de esta mafia todopoderosa y la encubre. Si hay socialismo del siglo 21 también hay lucha de clases del siglo 21, o mas bien debiera decir masacre, tanto en sentido figurado como real, visto que la plutocracia global no son unas hermanitas de la caridad, sino la terrorista OTAN o sus subsidiarios ISIS y afines.

Así que estimados “migrantes wannabe”: su amada globalización ha traído lógicamente también la globalización de la miseria, de la lucha de clases: donde vayas serás un pelabolas, con el agravante de que serás un pelabolas extranjero, un veneco o un sospechoso de terrorismo proveniente de un país rojo. Y serás pelabolas en un país cuyo gobierno estará del lado de quienes aplastan pelabolas como tú, y hará todo lo posible por hacer tu vida miserable igual que se la ha hecho miserable a quienes nacieron allí, muchos de los cuales pensaron también que yéndose de su país solucionarían sus vidas y ahora son doblemente miserables porque no tienen ni el sueño que buscaron ni el que abandonaron, sino la pesadilla del capitalismo que es el sueño americano. Y si crees que lo de pelabolas no es contigo, date cuenta muy probablemente los 60 mil sin hogar que pueblan las calles sólo de Nueva York pensaban que eso no era con ellos tampocoiv. Y para peor, el empobrecimiento de las sociedades de los países desarrollados, junto con la falta de cultura política (años de condicionamiento les han hecho creer que saber quién gana un Oscar es cultura, pero no cómo se nos gobierna) y desesperación les han llevado a tomar políticas y actitudes xenófobas o abiertamente neonazis, lo que pone en entredicho tu felicidad como migrante y en algunos términos hasta tu vida en peligro, y no tendrás derecho al estudio, la salud y la alimentación incluso siendo inmigrante como pasa en Venezuela, ni hallarás Misiones que te ayuden en caso de una emergencia de salud, alimentaria o hasta de viviendav como pasa en ese país que, definitivamente no es “normal”. Lo bueno es que seguramente donde vayas te sentirás acompañado por otros imbéciles que tomarán partido por el sistema que les excluye y que condena al planeta y a la Humanidad a la extinción.

Por eso es que a diferencia de sus adversarios, los chavistas no renunciaremos a Venezuela, porque más que renunciar a una nacionalidad, a una patria, es renunciar a un sueño, renunciar a la esperanza de tener una alternativa ante el horror que amenaza con destruir al mundo y entregar el futuro de nuestros hijos a las bestias. Y eso no lo vamos a hacer.

Quienes de verdad crean que la solución a los problemas es irse del país o rendirlo al neoliberalismo, ubíquense y piensen bien y decidan mejor, que están advertidos y las evidencias están allí para quien quiera verlas, y el chavismo muy lejos de estar vencido está hoy más vigente que nunca, porque como siempre sigue siendo necesario para que podamos tener presente y futuro.

 

Ver también: Tela de Juicio: Antichavismo en clave “The Matrix”: emigrar de Venezuela para volver a la confortable matriz donde éramos felices y no lo sabíamos – http://teladejuicio.blogspot.com/2015/07/antichavismo-en-clave-matrix-emigrar-de.html

Aspectos generales de la guerra de clases global que empobrece al mundo y que la prensa no destaca, o dicho de otra manera, informaciones que CNN no usará jamás en su propaganda:

-*- Clase media se deteriora en el mundo desarrollado | PULSO – http://www.pulso.cl/noticia/economia/internacional/2016/11/9-95543-9-clase-media-se-deteriora-en-el-mundo-desarrollado.shtml

-*- Ocho hombres tienen la misma riqueza que tres mil 500 millones de personas | Cubadebate – http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/01/15/ocho-hombres-tienen-la-misma-riqueza-que-tres-mil-500-millones-de-personas/#.WH0ITmfJqon

-*- Descarga la publicación de OXFAM Una economía para el 99% respecto en PDF: http://www.cambio16.com/wp-content/uploads/2017/01/Informe-Una-economia-para-99-oxfam-intermon.pdf

-*- ““El problema es la concentración oligopólica de los multimedia en Occidente: mil 500 periódicos, mil 100 revistas, 9 mil estaciones de radio, mil 500 televisoras, 2 mil 400 editoriales: ¡Todo controlado por sólo seis trasnacionales!”” – “INFORME MUNDIAL SOBRE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN. FERNANDO BUEN ABAD | EL CIERVO HERIDO, un blog de Omar González” – https://elciervoherido.wordpress.com/2017/01/15/informe-mundial-sobre-la-informacion-y-la-comunicacion-fernando-buen-abad/

-*- Miles de pobres viven en túneles subterráneos en Estados Unidos – http://www.conclusion.com.ar/2016/12/miles-de-pobres-viven-en-tuneles-subterraneos-en-estados-unidos/

-*- “Un informe revela por primera vez las secuelas psicológicas de los desahucios: agresividad, baja autoestima, acoso escolar… Cada año, unos 80.000 menores son expulsados de su casa.” – “El drama de los niños desahuciados: “Te vas a quedar sin casa, lalalá” | Papel | EL MUNDO” – http://www.elmundo.es/papel/historias/2017/02/13/589c9af4e2704e05388b4602.html

-*- ““Trabajo entre 25 y 30 horas semanales; no he conseguido que me den más. Y saco normalmente unos 280 dólares brutos a la semana. En cuanto los tengo, lo primero que hago es comprar la comida, no da para mucho más, pagar el teléfono, el metro… Necesito eso para poder trabajar”, explica. Lleva en el albergue para indigentes, junto con los niños y su pareja, desempleado, varios meses, desde que les desahuciaron de su apartamento en el distrito de Brooklyn. En Nueva York la vivienda es, además, un motor de pobreza: un estudio en el Bronx, construido en un programa dirigido a “bajos salarios”, cuesta 867 dólares mensuales (unos 790 euros), y para solicitarlo hay que acreditar un sueldo anual de entre 31.098 y 36.300 dólares (de 28.300 a 33.000 euros).” – “Elecciones USA 2016: Con empleo pero sin techo | Estados Unidos | EL PAÍS” – http://internacional.elpais.com/internacional/2016/10/31/estados_unidos/1477872430_055994.html

Mientras en Venezuela es gratis estudiar, ¿Quieren saber los ignorantes lo que pasan los jóvenes en los “países normales” para estudiar? Esto NO se lo dicen en CNN:

-*-Colombia: Estudiantes protestan por “las deudas impagables” con el Icetex | Calendario de Colombia – http://noticias.calendariodecolombia.com/colombia/estudiantes-protestan-por-las-deudas-impagables-con-el-icetex

-*-La difícil vida de los estudiantes de Estados Unidos con deudas de cientos de miles de dólares para pagar la universidad – BBC Mundo – http://www.bbc.com/mundo/noticias-37119829

-*-La subida de tasas en España impide a miles de estudiantes ir a la universidad – LibreRed – http://www.librered.net/?p=46929

-*-Endeudados para estudiar. Créditos para estudiantes en España Interviu – 09 Enero 2017 [Pages 14 – 19] https://mega.nz/#!SV5DFaQC!9F1P1aVkpFZNDereKIepLcBORPILem0u4FgwMQOH-1Q

Pensiones:

Vean lo que pasa con los viejos en los “países normales” SIN CRISIS:

-*-Ancianos de Colombia, los más pobres de A. Latina – RCN Radio – http://www.rcnradio.com/audios/adultos-mayores-en-colombia-son-los-mas-pobres-de-toda-america-latina-fundacion-saldarriga/

-*-En Colombia, mueren más adultos mayores que niños por desnutrición – http://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/situacion-de-los-ancianos-en-temas-de-desnutricion-en-colombia/16574207

-*-Pensiones en Colombia: El 85 % de los mayores no tendría pensión en el 2050 – Finanzas personales – ELTIEMPO.COM – http://www.eltiempo.com/economia/finanzas-personales/pensiones-en-colombia-el-85-de-los-mayores-no-tendria-pension-en-el-2050/16394194

-*- La mitad de las pensiones en España está por debajo del umbral de la pobreza – http://www.eldiario.es/economia/pensiones-Espana-debajo-umbral-pobreza_0_571143600.html

-*- El sistema de pensiones de Chile, modelo de privatización para muchos, se desmorona – Español – https://www.nytimes.com/es/2016/09/13/el-sistema-de-pensiones-de-chile-modelo-de-privatizacion-para-muchos-se-desmorona/

¿Crees que Venezuela vive una crisis de alimentos? ¿Qué pasa en los “países normales”?

-*- Por qué cada vez más gente pasa hambre en Estados Unidos – BBC Mundo – http://www.bbc.com/mundo/noticias-36910294

-*-¿Dirán los medios que según el GHI el hambre en Venezuela en 2016 es menor a México o Colombia? Global Hunger Index http://ghi.ifpri.org/countries/VEN/

-*- “Según el Instituto Nacional de Salud de Colombia cada 33 horas muere un niño, debido a que el 40 por ciento de la población no tiene acceso a los alimentos.” – “Continúa crisis por hambre en La Guajira colombiana” – http://www.elpaisonline.com/index.php/2013-01-15-14-16-26/internacional/item/239275-continua-crisis-por-hambre-en-la-guajira-colombiana

-*- Colombia: El caso de los 5000 niños que han muerto de hambre en La Guajira llega a la OEA – Las2orillas – http://www.las2orillas.co/el-caso-de-los-5000-ninos-han-muerto-de-hambre-en-la-guajira-llega-la-oea/

-*- FAO: “Venezuela es un ejemplo de cómo erradicar el hambre y la pobreza” – YouTube – https://www.youtube.com/watch?v=cMXHbIWK8lY

Mientras en Venezuela hay Misión Vivienda:

-*- España, cuarto país del mundo con más viviendas vacías – http://www.invertia.com/noticias/espana-pais-mundo-viviendas-vacias-3187165.htm

-*- “Un informe revela por primera vez las secuelas psicológicas de los desahucios: agresividad, baja autoestima, acoso escolar… Cada año, unos 80.000 menores son expulsados de su casa.” – “El drama de los niños desahuciados: “Te vas a quedar sin casa, lalalá” | Papel | EL MUNDO” – http://www.elmundo.es/papel/historias/2017/02/13/589c9af4e2704e05388b4602.html

-*- Cada día 101 familias en España pierden su casa por desahucio | Noticias | teleSUR – http://www.telesurtv.net/news/Cada-dia-101-familias-en-Espana-pierden-su-casa-por-desahucio-20160720-0055.html

-*- Estados Unidos (EEUU): En Nueva York ya hay tantas personas sin hogar como en la Gran Depresión. Noticias de Mundo – http://www.elconfidencial.com/mundo/2016-04-05/nueva-york-sin-hogar-cifras-gran-depresion_1178763/

-*- “Medios han silenciado las millones de víctimas del sistema bancario de Colombia”: Valencia – YouTube – https://www.youtube.com/watch?v=z-1o2bFkt14

Ser emigrante:

-*- El horror que pasan los venezolanos antes de ser deportados de España | Sumarium – http://sumarium.com/el-horror-que-pasan-los-venezolanos-antes-de-ser-deportados/

-*-Venezolanos que migran a Miami deben dormir en sus vehículos por falta de oportunidades – YouTube – https://www.youtube.com/watch?v=bX_mZHuNY9Y

-*-Al borde de la indigencia nuevos migrantes venezolanos en Miami | El Nuevo Herald – http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article79089507.html

-*- La migración en Venezuela: un pasaje de ida y vuelta | saber y poder – https://elotrosaberypoder.wordpress.com/2016/09/14/la-migracion-en-venezuela-un-pasaje-de-ida-y-vuelta/

Salud:

-*- Florida: 850,000 en el limbo y sin seguro médico – http://holadoctor.com/es/opciones-de-seguros-m%C3%A9dicos/florida-850000-en-el-limbo-sin-medicaid-y-sin-seguro-m%C3%A9dico-del-obamacare

-*- “En Colombia, un 34% de los niños con cáncer no recibe la atención”: Defensoría | El Heraldo – http://www.elheraldo.co/nacional/en-colombia-un-34-de-los-ninos-con-cancer-no-recibe-la-atencion-defensoria-243615

-*- Médicos del Mundo: España vulnera el derecho a la salud cuatro veces al día – https://www.redaccionmedica.com/secciones/sanidad-hoy/medicos-del-mundo-espana-vulnera-el-derecho-a-la-salud-cuatro-veces-al-dia-8086

-*- Muere de meningitis B otro niño en Sevilla, y la vacuna sigue casi desaparecida – https://www.bebesymas.com/salud-infantil/muere-de-meningitis-b-otro-nino-en-sevilla-y-la-vacuna-sigue-casi-desaparecida

-*- España: Mueren niños por falta de vacunas básicas Reportaje Interviú Noviembre 2015 – Cloudup – https://cloudup.com/cLVIrHcMjS9

iSólo en Revolución se duplicó la clase media y se redujo la pobreza a la mitad, y lo acaba de decir el BID en un informe del 2016: “Entre 2002 y 2014, la mayoría de los países mostraron avances en la reducción de la pobreza y expansión de la clase media, con resultados heterogéneos. En nueve países, se redujo la pobreza a la mitad o más, y en seis de estos (Argentina, Bolivia, Ecuador, Paraguay, Perú y Venezuela) el tamaño de la clase media se duplicó.”

Pulso social de América Latina y el Caribe 2016: Realidades y perspectivas – https://publications.iadb.org/handle/11319/7863?locale-attribute=es&

iiDesigualdad OXFAM: Ocho hombres poseen la misma riqueza que la mitad más pobre de la humanidad | Planeta Futuro | EL PAÍS – http://elpais.com/elpais/2017/01/13/planeta_futuro/1484311487_191821.html

iii“El síntoma se llama calentamiento climático, pero la enfermedad se llama capitalismo” – Cultura – Diario digital Nueva Tribuna – http://www.nuevatribuna.es/articulo/cultura—ocio/sintoma-llama-calentamiento-climatico-enfermedad-llama-capitalismo/20150501124804115361.html

ivEstados Unidos (EEUU): En Nueva York ya hay tantas personas sin hogar como en la Gran Depresión. Noticias de Mundo – http://www.elconfidencial.com/mundo/2016-04-05/nueva-york-sin-hogar-cifras-gran-depresion_1178763/

Por qué sería falso, estúpido, antiecológico y antichavista pretender que no explotemos el Arco Minero del Orinoco

Chávez arco minero

El Presidente Chávez mostrando al mundo su idea del Arco Minero del Orinoco para el desarrollo de Venezuela en agosto de 2011.

¿Quieren defender el ambiente? Háganse vegetarianos, no posean carro particular, consuman lo menos posible, sean vigilantes de que los procesos de aprovechamiento de recursos naturales sean racionales, apoyen al socialismo y convenzan al resto del mundo de hacerlo, porque es el capitalismo el que acaba con el planeta, no el chavismo. No es posible defender nuestro ambiente desde la pobreza, sin soberanía ni construir socialismo, y creo que es inmoral e incluso estúpido preferir permanecer sentados como guachimanes sobre incontables riquezas cuidándoselas a los garimpeiros y trasnacionales que se las llevarán cuando nos tumben porque el pueblo no pudo aguantar que los niños no tengan PAE en las escuelas o los viejos pensiones, y cuando esas trasnacionales se los lleven no será ni en minoría accionaria como hoy ni los beneficios de esa explotación irán en su mayoría al pueblo en forma de Misiones como pasa ahora con el petróleo, sino que volverá la exclusión, la pobreza y el colonialismo, y los recursos se habrán ido para no regresar jamás, igual que la esperanza del socialismo y del bienestar del pueblo, al tiempo que permitirá la explotación absolutamente desmedida e irresponsable de sus “activos naturales”. Hundir a la Revolución Bolivariana es lo más antiecológico, procapitalista y proimperialista que se puede hacer en el mundo.
Cada quien que asuma su responsabilidad y sus costos, quienes dicen sí a la explotación minera (nada nuevo en este país, aunque parece que algunos se enteraron que Venezuela vive de eso esta semana) como sus detractores, o mejor dicho, sobre todo ellos. ¿Serán ellos acaso quienes asumirán la responsabilidad de decirle al pueblo que se acostumbre a las privaciones y que se prepare a que empeoren porque aunque los ingresos petroleros hayan bajado un 80%, pensamos que como somos un país incompetente para explotar sus recursos racionalmente es mejor que se queden bajo tierra mientras sobre ella el pueblo pasa trabajo y eventualmente también hambre, como antes?
Causas, medios y fines es lo que distingue a un héroe de un patotero, a una Revolución de un despotismo, a un Revolucionario de un hablador de pistoladas. Es evidente que preferiría, como la mayoría de quienes escribimos aquí, no tener que recurrir a ese mecanismo, pero la mayoría de los venezolanos no escriben aquí, y millones de ellos son niños que dependen de las comidas que les brinda el PAE, y otros tantos ancianos que dependen de sus pensiones que les llegan como maná del cielo, por ejemplo. ¿Les diremos que aunque el año pasado recibimos por mes 3 mil millones y esta año apenas 700 decidimos de un día para otro en “petit comité” que no queremos más explotaciones mineras luego de 500 años de extractivismo y algún aislado, precario y lejano período agrario, y que vayan a comerse un trozo de socialismo porque no hay dinero para Misiones ni subsidios? Por cierto, no olviden que por mucho menos que eso, porque a pesar de las colas no vemos ni remotamente el nivel de hambre, miseria e indigencia del siglo pasado, perdimos la Asamblea Nacional. Es decir, muy grosso modo y crudamente, puestas a elegir por la propaganda capitalista “entre el socialismo y no hacer colas”, muchísima gente eligió no hacer colas, al menos en su percepción. Ahora hagan que por su puntada de culo, de un día para otro luego de más de cien años de continua, extensiva e intensiva explotación minera sin que se desatara este pretendido “furor ecológico”, millones prefieran pasar trabajo y hambre. Hagan que lo acepten y luego me pasan la receta. Y no me digan que Chávez lo hubiera hecho porque con Chávez perdimos el referendo de la reforma constitucional en 2007 por un chantaje de dimensiones mucho menores que este que nos hacen hoy los mismos de aquella vez, y que les resultó igualmente exitoso. Así es de descarnado: el asunto siempre pasa por desaprender el capitalismo y educarnos en socialismo, porque si no jamás lograremos cambiar el modelo, pero para poder hacerlo necesitamos un pueblo alimentado, educado, que esté preparado para poner los principios morales del socialismo y del bienestar común sobre todo lo demás.  Pero aunque es lamentable, es evidente que esa no es la situación actual, y es estúpido o interesado pedirle a quienes están hoy al frente del proceso que asuman el costo de decirle al pueblo que es mejor pasar hambre a permitir la explotación minera, porque el resultado de tal apuesta no es que sea absolutamente predecible, sino que ya pasó el 6D, aunque puede ser algo mucho peor si dejamos la nave al garete. El pueblo, salvo esos heroicos 5 millones y pico, sigue embrujado por el capitalismo consumista y cree que la libertad es ver vitrinas llenas de cosas aunque no las puedan comprar. Esa es la verdad por mucho que nos duela. Ésa es la mentalidad que debemos cambiar, no podemos exigirle a los cuatro pendejos que por ventura o desventura estan al frente de este invento que muy entusiastamente llamamos Revolución que lo hagan por todos nosotros, que como en el juego de “la ere” infantil canten “1,2,3 por todos”, pero lo pretendemos siempre. Creo que ha quedado bastante demostrado que la mentalidad capitalista no la podemos cambiar desde el “antipoder”, con un pueblo hambriento y desesperanzado, siendo nuevamente desplazados del poder político, fáctico, mediático y efectivo por una contrarrevolución que ha demostrado todas las veces estar dispuesta a arrasar con todo lo que huela a chavismo y borrarnos del mapa . Lo que hizo Chávez, fue la conjunción del hombre adecuado en el momento adecuado, no esperamos que ese milagro se vuelva a repetir, porque precisamente, tuvimos un milagro ¿y lo vamos a dejar perder, lo vamos a desperdiciar como nos advirtió Fidel y echar la piedra de nuevo hacia abajo como necios Sísifos por ser más papistas que el Papa? Porque no es perder la Revolución o como quieran llamarla: es perder la esperanza lo que nos sepultaría. Los que ya han cruzado esa puerta, quienes ya han perdido toda esperanza, escandalizados por las contradicciones gigantescas y lógicas de un proyecto de esta envergadura pero indiferentes ante las suyas propias, que lo asuman, pero no me pidan a mi que renuncie a la posibilidad de construir una sociedad mejor, un mundo mejor, que sólo será posible si logramos cruzar este puente.  Atravesamos una “tormenta perfecta”, una emboscada brutal, que independientemente de si es creada, casual o una mezcla de ambas, es una combinación potencialmente fatal: adicción al ingreso petrolero, baja brutal de los precios del mismo, la secta de Dolar Today y sus “autosuicidas creyentes”, sequía prolongada, el fenómeno de El Niño, vencimientos de pagos de deuda externa por montos muy grandes, cumplimiento del término para la activación de un revocatorio presidencial, los monopolios empresariales internos que refuerzan la guerra económica, el bloqueo financiero internacional, la corrupción, el acoso imperial y mediático internacional,  la conflictividad interna con un movimiento neofascista, etc. etc.  Y es tan de ciegos pretender que la podemos pasar “cómodos” en este momento sin los recursos que garantiza el Motor Minero como estúpido ponerse a pensar en lo que debimos o pudimos haber hecho para evitar esta coyuntura, porque por una parte como acabo de referir es una combinación perfecta de múltiples factores que apenas dos o tres ya habrían requerido de pitonisos o semidioses para ser evitados. Y en última y terminante instancia es necio porque como se dice en la calle, si mi abuela tuviera ruedas yo fuera bicicleta. Estamos en esta situación y tenemos que resolver, tomar decisiones y asumir responsabilidades. Así, aún siendo activista desde niño de lo que podríamos llamar la “causa ambiental”, considero correcta la decisión tomada por el Nicolás Maduro de continuar la explotación minera en Venezuela (porque algunos parece que creen que él la inventó y no que tiene siglos) para bien del pueblo venezolano. Si no cruzamos este puente, nos quitarán el puente, el río y el pueblo volverá al hambre, la pobreza y además sin ninguna esperanza de futuro mejor porque la maquinaria de propaganda se encargará de mostrar al “fósil de la Revolución” como un modelo fracasado, un ejemplo para escarmentar cualquier intento futuro de independencia, y entre la represión y la propaganda borrarán al socialismo como hicieron en Chile.
 chávez en la demora el peligro
Para terminar con esto hay un incontestable argumento pragmático: o explotamos nosotros las reservas mineras estableciendo nuestras reglas mientras refundamos la fe del pueblo en que la Revolución es su única garantía de bienestar o la explotan ellos con sus reglas luego que nos tumben y que nadie salga a defendernos por dejar al pueblo pasar trabajo, y dejar que las trasnacionales se lleven los recursos mientras nosotros nos empobrecemos y miramos desde la barrera como antes. es decir, o la explotamos nosotros ahora con nuestras reglas y cruzamos el puente o la explotan ellos y nos explotan a nosotros mañana mismo. Es resumen: decir que tenemos margen para dejar de aprovechar nuestros recursos mineros no es real, es una fantasía, quienes lo sostienen no están evaluando la magnitud y el peligro de la crisis que vivimos actualmente, la trampa perfectamente montada en la que estamos metidos, el gigantesco desplome de nuestros ingresos petroleros y nuestra absoluta dependencia de ellos en este momento y por no sé cuánto tiempo más. Quienes creen o hacen creer eso le hacen el juego al FMI, a Washington y a todos quienes gozarán una bola exprimiendo mañana los yacimientos para su propio provecho y miseria del pueblo venezolano. No hace falta ser economista para traducir lo que apuntó el Presidente el 17 de febrero: “Maduro mostró también los ingresos de Venezuela por venta de petróleo que en enero de 2013 alcanzaron un nivel de 3.317 millones; en 2014, 3.010; en el 2015 alcanzaron 815 millones de dólares y en enero de 2016, 77 millones de dólares.”( http://www.noticierodigital.com/2016/02/aduro-ademas-de-la-guerra-ecoomica-tenemos-en-nuestra-contra-la-guerra-del-petroleo/ ) Eso significa un gigantesco abismo que no podemos salvar sin medidas extradinarias, lo que incluye ampliar la explotación minera. O eso o entregar la soberanía al FMI, historia por la que ya pasamos y sabemos que pasa por el hambre y expropiación del pueblo y termina con la pérdida total de la soberanía. A elegir y, como digo constantemente, que cada quien asuma su barranco. Saquen la cuenta como la quieran sacar, súmenla al bloqueo financiero, al vencimiento de deudas y al otro montón de factores conjurados contra Venezuela en esta “tormenta perfecta” (que cada uno de ellos por separado ya es un dardo mortal) y díganme pinochos que podemos negarnos a 5 mil millones de dólares que vienen ya directa y o con respaldo del Motor Minero y decirle a los pensionados que se coman el socialismo que real no hay (Merentes: Préstamo por $5.000 millones “está bastante avanzado” http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/actualidad/economia/merentes-prestamo-por-5-000-millones-esta-bastante.aspx
Venezuela es una adicta al ingreso extractivista, y no podemos pretender curarla quitándole de un día para otro la dosis, ahí si el “Caracazo” sería un juego de niños, y se convertiría en realidad el sueño-pesadilla de los psicópatas que llaman “oposición” de un final apocalíptico de la Revolución Bolivariana. Si le quitas la droga a un paciente adicto de un día para otro, le quitas la adicción, pero matas al paciente. Provocar la muerte de miles y además matar a la Revolución sería además de criminal un sacrificio inútil, por cuanto igualmente explotarían las reservas mineras luego, pero esta vez con sus reglas, que por supuesto excluirán cualquier consideración ambiental real y le tirarán una trompetilla a los pretendidos ecologistas y se limpiarán el hollín de la boca con el Plan de la Patria de Chávez. O quizás nombren a los “ecologistas” de hoy que se oponen al “Motor Minero” Santos Patronos de su explotación, porque sin ellos no habría sido posible su dominio.
Como dije al principio de este escrito que como siempre pretendí y no pude ser breve (porque no he aprendido a escribir, lo reconozco), ya quisiera ver a quienes hoy en nombre de un ambientalismo más falso que un hambriento escribiendo en Facebook piden que dejemos sin explotar la tierra por consideraciones ambientales, predicar con el ejemplo: moverse siempre en transporte público, ser vegetarianos, no comprar cosas de moda, ser anticapitalistas y anticonsumistas, y sobre todo lograr convencer a millones de hacerlo también, mejor aún, a la mayoría de todos los venezolanos. El problema con esto es que la conciencia ambiental es una actitud de vida, no algo que escribes en las redes sociales porque de pronto te diste cuenta que Venezuela vive desde hace un siglo de la minería o porque salió el tema en ellas y quieres surfear en la ola de la moda, o le quieres echar vaina al chavismo. Quienes jamás se preocuparon del ambiente, de la explotación minera en Venezuela, quienes incluso intentaron ridiculizar a chávez por incluir la salvación del planeta en el Plan de la Patria, ahora quieren darnos lecciones de ecosocialismo. Por cierto, para los más chavistas que Chávez, el Plan de la Patria dice: “Objetivo Nacional 5 .1 Construir e impulsar el modelo económico productivo eco-socialista, basado en una relación armónica entre el hombre y la naturaleza, que garantice el uso y aprovechamiento racional, óptimo y sostenible de los recursos naturales , respetando los procesos y ciclos de la naturaleza” Leyeron bien: que “garantice el uso y aprovechamiento racional”. Ok. Y pueden leer y debatir todo lo demás, de paso. A esos más chavistas que Chávez les recuerdo que el Arco Minero y su explotación fue también idea del Comandante Chávez:

La causa, el motivo de que exista la minería hoy en la Revolución, con Chávez antes y con Maduro ahora, a diferencia de antes, no es la codicia sino el bienestar del pueblo: esa riqueza es un medio para conseguirla, no un fin, al igual que toda riqueza (natural o no) no debe ser un fin en sí misma, como parecieran creer algunos contemplativos o capitalistas verdes, sino un medio para el bienestar social, lo que incluye, claro, que los medios de aprovechamiento de recursos deben mantener el respeto por la naturaleza e incluso mejorar progresivamente las normas que hemos tenido siempre con la explotación petrolera o minera que se ha sostenido desde hace más de una centuria y por la cual sorprendentemente nadie se rasgaba las vestiduras hasta hoy.
El fin, el objetivo, la razón de ser tanto del Motor Minero como de todos los demás, debe ser el mismo de la Revolución toda: mejorar el nivel de vida, bienestar y felicidad del pueblo, que es lo que distingue a una Revolución como tal y eso está en total armonía con lo que dijo Chávez en el Plan de la Patria. Que cada quien asuma su posición.
Como complemento les ruego que revisen las esclarecedoras palabras que sobre este tema declaró el presidente ecuatoriano Rafael Correa en 2013 en dos oportunidades diferentes:


Las muy peligrosas convenciones del antichavismo

El Diccionario de la Real Academia instalado en mi computadora dice acerca de la palabra “convención”:

convención.

 (Del lat. conventĭo, -ōnis).

 1. f. Ajuste y concierto entre dos o más personas o entidades.

 2. f. Conveniencia, conformidad.

 3. f. Norma o práctica admitida tácitamente, que responde a precedentes o a la costumbre.

 4. f. Asamblea de los representantes de un país, que asume todos los poderes.

 5. f. Reunión general de un partido político o de una agrupación de otro carácter, para fijar programas, elegir candidatos o resolver otros asuntos.

 ~ colectiva de trabajo.

  1. f. Am. convenio colectivo.

Y en Wikipedia encontramos, en la acepción que me interesa citar, que es la tercera según el DRAE, es decir, como norma:

“Una convención es un conjunto de estándares, reglas, normas o criterios que son de aceptación general para un determinado grupo social. Frecuentemente toman el nombre de criterios.

Ciertos tipos de convenciones pueden llegar a ser leyes o estar definidas por organismos reguladores para formalizar o forzar su cumplimiento (por ejemplo, está regulada la convención sobre el lado de la carretera por el que debe circular un vehículo). En otros contextos las convenciones tienen el carácter de ley no escrita (por ejemplo que ropa es adecuada para un hombre y cual para una mujer).”

Bien, con estas dos citas trazo claramente el marco de algo que me preocupa intensamente y que quiero transmitir en estas líneas: ¿Qué clase de convenciones han establecido el tinglado político mediático empresarial que constituye eso que se autodenomina “oposición venezolana” en las mentes de sus militantes? Yo creo que algo muy, pero muy malo cuya peor característica es que tiende a empeorar. No es nuevo, pero no es sencillo de analizar para quien como yo carece de formación en el área psiquiátrica o sociológica, pero sus manifestaciones son tan evidentemente patológicas y destructivas que resultan evidentes para cualquiera.

Recordemos que desde antes de la llegada del chavismo al poder, se trató regularmente con argumentos descaradamente racistas de descalificar al candidato Hugo Chávez. Luego de su llegada al poder, los primeros intentos de hacer verdaderamente efectiva algún tipo de justicia social, con el llamado “Plan Bolívar 2000”, por ejemplo, salieron a flote numerosos cuestionamientos por parte de los medios asociados a eso que llaman “sociedad civil” (que demostró que era más bien una amalgama muy militarista y antisocial durante el golpe de 2002) referente a que los militares de algún modo se “rebajaban” por ayudar a los pobres en lugar de reprimirlos como habían hecho hasta entonces.

En el clímax del golpe y el paro sabotaje patronal empresarial y de PDVSA, el asunto quedó más claro que nunca como de clase: la “meritocracia” predominantemente blanca, pro yanqui, clase media alta wanna be rich, quedó enfrentada y fue eventualmente derrotada por la mayoría obrera, mestiza, chavista y nacionalista, a la que consideraba inferior, incapaz, y sobre todo, indigna de manejar la más importante industria del país y mucho menos decidir el destino del mismo. De allí en más, el enfrentamiento no ha hecho sino agravarse gracias a la propaganda de guerra ampliamente difundida en los medios corporativos nacionales e internacionales cuyos elementos básico yo no dudo en calificar de neonazis: supremacismo de clase y de “raza”, anticomunismo visceral, etc., pero más allá de polémicas alrededor de definiciones, es inocultable que se han establecido una serie de “convenciones” peligrosas, destructivas e incluso autodestructivas para quienes las profesan. Al final, lamentablemnte, todas ellas convergen en una “verdad última” (como suele ser todo fascismo): que el chavismo es la fuente de todos los males reales o imaginarios y que absolutamente todo, sin excluir nada por moralmente objetable que  pueda parecer o sea efectivamente, todo vale para erradicar ese mal universal y último, como una especie de “Guerra Santa”, una nueva Cruzada. A este efecto es bueno recordar que muchos de los líderes visibles y ocultos de eso que ingenuamente llaman “oposición venezolana” fueron (o continúan siendo, no sé) militantes de “Tradición Familia y Propiedad”, cuyo catolicismo anticomunista es muy cercano al pinochetismo y al militarismo católico de las dictaduras del siglo pasad en América del Sur. Una vez aceptada esta Primera Convención, esta Última Verdad, está construida la escalera al infierno y las demás convenciones son simplemente peldaños en ella. Pongamos una que por el daño que ha hecho y su basamento en el fanatismo auto destructivo de este grupo brilla como signo luminoso de esta locura colectiva: Dolar Today. Esta página de internet es un marcador paralelo del dólar frente a la moneda venezolana que no valdría nada si no fuese porque un gigantesco grupo de personas, manipulado a la vez por dos oscuras pasiones como son el odio y la codicia, han puesto su fe en el y lo han dado por bueno, convirtiéndolo de factor en un marcador real de la economía, aun cuando no tiene el menor fundamento ni científico, económico ni de mercado para su formulación, sino que obedece a un plan político para dinamitar la Revolución Bolivariana. Paradójicamente, los más afectados por la vigencia de este marcador paralelo son sus propios creyentes que lo convirtieron en convención efectiva, quienes ven perjudicadas no sólo sus costumbres de viajar con regularidad al exterior o comprar compulsivamente artículos importados, sino todo aspecto de la vida cotidiana, ya que haber incorporado a la economía de una nación netamente importadora de productos terminados como Venezuela un seudo marcador que devalúa la moneda nacional al ritmo en que a sus creadores les pegue el humor significa haber inyectado un virus troyano en el sistema económico que ha tomado el control en lugar del Estado. Así de loco e irracional es el asunto.

PTJ allana durante el golpe de 2002

Cacería de chavistas durante el golpe fascista de 2002

Algunas convenciones del antichavismo cuyas implicaciones son más que destructivas, criminales:

Todo lo que venga del chavismo es malo, falso, nefasto, dañino, contaminante y no sólo no debe ser tomado en cuenta ni acatado, sino extirpado como un tumor (a partir de aquí se valida cualquier barbarie). 

Venezuela es una dictadura, por tanto lo que se haga para derrocarla, vale (incluye terrorismo y asesinatos) 

En Venezuela no hay elecciones justas, por lo que no se tienen que acatar sus resultados (de ahí a la guerra civil no hay sino un mal paso) 

No hay venezolanos de izquierda, sin “monos rojos” o “focas” a las que se vale cazar cuando se pueda – Recordemos el golpe de 2002 y las cacerías de chavistas de Capriles, López y los medios, las cacerías de chavistas durante las diversas guarimbas, la arrechera de Capriles, “la Salida” de López, etc., todas con lamentables saldos de muertos, heridos y pérdidas materiales. 

No hay institucionalidad válida en Venezuela, por lo que no hay que acatar ninguna de sus acciones y regulaciones. Es decir, no hay leyes. 

Ninguna información que diga que el chavismo ha logrado algo positivo es cierta, no importa qué la fundamente. No hay academia que valga, ni estudio que sirva si su conclusión es que se ha reducido la pobreza, el analfabetismo o el desempleo. “No es no”. Y ya. 

La única razón aceptable es la de la fuerza. No se vencerá al chavismo por la razón, porque no se puede razonar con ellos (y porque es condenadamente difícil ganarnos por argumentos, digo yo). Por ello, toda fuerza que se use para acabar al chavismo, vale. Pero como Dios no ha mostrado mucha voluntad en ayudarlos, se pegan al mayor poder que perciben después de El: el inmenso poder militar de los EE.UU. Lo incoherente viene cuando acusan al chavismo de “militarista”.  

En razón de lo anterior, no se debatirán ni estadísticas, ni estudios, ni cifras, ni siquiera de elecciones. Nos bastan las frases de nuestros líderes, como “No es no”, y “Con mis hijos no te metas”., etc. 

No está bien ser obedientes con las “focas rojas” y “monos”, pero sí con los estadounidenses, europeos y ricos en general, no importa que su poder no tenga nada que ver con la democracia, a diferencia del de los “monos rojos”, y que sus intereses no sólo no tengan nada que ver con los tuyos o los del pueblo en general, e incluso que vayan en contra (como quedó ejemplarmente claro en el caso de “Dolar Today”) 

Todo lo que el chavismo llama proclama como “valor” es falso o es una debilidad: la solidaridad, el amor, la igualdad, la soberanía, la independencia, la protección del más débil, etc., por lo que lo válido es lo opuesto a cada una de esas propuestas: la codicia, la explotación, el odio, el supremacismo, la veneración al gran poder económico y las marcas como fetiches, el consumismo, etc. Por ello todos los que son delincuentes en el Estado venezolano, son próceres para el antichavismo: especuladores, acaparadores, terroristas e incluso asesinos son defendidos como víctimas y hasta como héroes por el antichavismo. 

Todo enfrentamiento es una “batalla final” que debe acabar con el exterminio del contrario, “La Victoria Final” (recordemos el titular de El Nacional del 11 de abril de 2002, “La batalla final será en Miraflores”). 

Y así, ad nauseam, ad infinitum… “y más allá”

Saleh, amigo de los neonazis colombianos

Ese movimiento neonazi que algunos ingenuos llaman “oposición venezolana”

Como resulta evidente, ninguna de estas convenciones tiene limitación moral alguna: es el “vale todo”, basado en “sea lo que sea estoy en contra”, cuya irracional aceptación tienen como única consecuencia previsible el enfrentamiento, la violencia y hasta una guerra, que increíblemente parece deseada por estos sectores que ven en países sometidos a una violencia cruel y desbordada como Colombia, Ucrania e incluso Libia o Siria “modelos a imitar” para “salir del chavismo”. Si eso para usted no es síntoma de una enfermedad peligrosa, vaya a revisarse la cabeza.

El antichavismo es capaz de ponerse a circular en las autopistas a contravía por el simple gusto de causar caos y muertes bajo el pretexto más peregrino, porque lo importante no es lo que se propone, de hecho no hay propuesta alguna, sino destruir lo que el otro pretende hacer. Como comprobamos en esta campaña electoral, el antichavismo aka “oposición venezolana” no tiene una sola propuesta, ni un solo argumento debatible ante el pueblo venezolano como no sea “acabar con todo vestigio de chavismo ya”.

Por supuesto el chavismo trata de establecer sus propias convenciones, que basadas en fuentes bastante heterogéneas tratan de converger en “la mayor suma de felicidad posible” o en el igualmente difuso “hombre nuevo”. Pero esta heterogeneidad orgánica, esta diversidad estructural del chavismo que alberga incluso no pocas contradicciones, es una debilidad potencial pero al mismo tiempo una fuerza que impide que una idea obsesiva, peligrosa y claramente neonazi que se reduzca a la eliminación del otro tome cuerpo en la mayoría, por mucha provocación que haya, como quedó demostrado en la guarimbas de 2014, cuando el chavismo resistió sitios y francotiradores sin desbordarse a una confrontación abierta con la minoría violenta. Ni siquiera después del cruento y muy fascista golpe de 2002 se logró montar una caza de brujas: la imagen de Chávez con su crucifijo está imborrable en todos los venezolanos, y el posterior indulto y amnistía en 2007 a quienes hoy otra vez andan metidos en el golpe, como Leopoldo López y los demás, son prueba de la voluntad de convencer y no de aplastar de parte de la Revolución (con excepciones, claro está). El fascismo tiene por su parte la absoluta ausencia de razón, prescindencia de argumentos y consideraciones morales para consagrarse en un único objetivo sin dobleces ni contradicciones: el exterminio del otro,como quedó demostrado en las 47 horas de intensa caza de brujas del golpe fascista de 2002 y durante las infames guarimbas terroristas de 2013 y 2014.

El chavismo, con el propio Chávez a la cabeza estableció algunas normas que vale la pena traer a colación:

Los fines importan y los medios también. La aceptación total y pública de Chávez de la responsabilidad de la rebelión de 1992, su decisión de llegar al poder dentro del esquema puntofijista a pesar de obstáculos, trampas, campañas sucias y sabotajes internos, su regreso del secuestro durante el golpe de 2002 con un crucifijo y la voluntad de construir paz, su amnistía a los golpistas en 2007, etc. 

El socialismo se basa en la justicia, no en la codicia ni en la fuerza: a cada quien según su necesidad, de cada quien según su capacidad 

Convencer es la manera de vencer. Chávez hablaba y argumentaba muchísimo, leía y recomendaba los mas diversos libros, y decía “nada convence mas que una verdad razonada”, por lo que constantemente apelaba a estadísticas que revelaran los logros y debilidades de la Revolución que dirigía y a buscar a los “confundidos” y difundir información enfrentando la propaganda contraria

El valor de la autocrítica, que se desprende de lo anterior y que se refleja en su mejor momento en el discurso de Chávez llamado “Golpe de Timón” 

No hay “batallas finales”: vamos persiguiendo la utopía, es un horizonte al cual debemos alcanzar y que se avanza un poco cada día. Siempre habrá nuevos desafíos, nuevos enemigos, nuevos horizontes. La Revolución es movimiento, constante evolución, un proceso que no termina nunca. 

El debate es necesario e imprescindible para comprobar que el camino elegido es el correcto, por lo es el medio ideal para demostrar la superioridad moral de nuestro proyecto. Siempre recuerdo el debate televisado en cadena nacional desde la Asamblea Nacional protagonizado por jóvenes estudiantes universitarios venezolanos, en aquella época el bando derechista lo capitaneaba John Goicochea (que se fue demasiado luego de recibir un premio millonario de un think tank) y al chavismo Robert Serra (asesinado por paramilitares colombianos en Caracas), en la que los jóvenes revolucionarios expusieron sus mejores argumentos a viva voz, mientras el antichavismo leyó un guión elaborado por una empresa publicitaria.  

Su valoración de lo humano, de las “debilidades” como la compasión, la solidaridad, el perdón como valores no sólo cristianos sino Revolucionarios.  y su naturalidad al asumir emociones como el amor, la nostalgia, la alegría etc. a través de las cuales comulgaba con el pueblo lo hacen la antítesis del líder fascista furibundo que los medios nos quisieron pintar de él, cuando esa imagen facha “se parece igualito” a la de aquellos que con sus “arrecheras” y “salidas” ocasionaron muerte y destrucción mediante bandas de terroristas neonazis y francotiradores a decenas de inocentes. Nicolás y Chávez

Por supuesto, hay que decir que valorar como mejor el amor que el odio, la igualdad al supremacismo y la solidaridad a la explotación y así sucesivamente también suponen una convención. Pero creo que la mayoría podríamos convenir en que en el momento actual del nuestro planeta un mundo basado en el odio, la explotación y el supremacismo duraría lo mismo que una exhalación en una motocicleta, para decirlo finamente, como lamentablemente comienza a demostrarse. El antichavismo propone un absurdo mundo de dominados y dominadores donde ninguno de quienes lo promueven sea dominado, defienden a los ricos en el absurdo supuesto de que todos ellos alguna vez lo serán. La paradoja es que quienes son hoy antichavistas y rechazan que buena parte del presupuesto estatal esté dedicado a la inversión socia y lo llaman “esa regaladera”, lo hacen porque tienen el nivel de vida que les garantiza el chavismo, pero si lo llegasen a perder, cuando los bancos les quiten las casas, las grandes empresas la asistencia sanitaria y la educación de sus hijos es probable que se vuelvan comunistas, que clamen por la “justicia social” que hoy desprecian porque creen que ellos no la necesitan, clamarían por “esa regaladera” justamente en una furibunda conversión como un ateo en avión durante una tormenta. En este sentido, por el catolicismo de Chávez  o al menos por su cristianismo cuyos valores califican para nosotros como conservadores, podríamos decir que tenemos una Revolución Convencional, en la que lo revolucionario es que toma esos valores tradicionales (convencionales) y hace que sean políticas reales y no mera retórica, como pretende que por ejemplo los derechos a alimentación, educación y vivienda dejen de ser por primera vez en la historia letra muerta.

Por el otro lado, una de las mutaciones más notables de eso que podríamos llamar derecha o conservadurismo es que antes cuidaba más las formas, las apariencias, predicaba con dulzura mientras daba con el garrote con clavos: hablaban de democracia, libertad, tolerancia, etc. cuando en realidad se aplastaba al otro con violencia, tal como se hizo en Venezuela durante la Cuarta República o a nivel internacional EE. UU. con su “patio trasero” poblado de dictaduras atroces pero de “sus hijos de puta”. Con la llegada del “tea party” en los EE. UU.  se está prescindiendo del lenguaje florido y se vuelve las raíces del imperialismo sólo de garrote sin palabras suaves, y se prescinde justificaciones para exterminar al “enemigo”, como insinuar que tenga “armas de destrucción masiva”, sea narcotraficante o cualquier otro pretexto: simplemente se invade su territorio, se controla, se saquea y se asesina, como hicieron con Libia y Gaddafi y como intentó el golpe neonazi frustrado (“por ahora”) de “La Salida” de Leopoldo López en Venezuela.

En fin y para terminar, toda decisión política es primero una opción ética, y una opción ética puede y debe ser también una consecuencia lógica y racional de elegir la vida sobre la muerte: no es posible en este estadio de la historia humana un mundo finito donde la acumulación de bienes sea infinita, ni la confrontación total o la explotación un sistema estable. El único mundo viable es el de la distribución y explotación racional de los recursos, la convivencia y la igualdad, donde se procure la mayor suma de felicidad posible al mayor número de personas sin dañar a otros o al planeta. Eso es el socialismo que proponemos. Lo otro es una imposibilidad física, humana, ética y ecológica, barbarie, destrucción y muerte. Tengamos la sensatez de sembrar los valores adecuados y  asumir las convenciones que garanticen la vida y no la muerte.